Make your own free website on Tripod.com
 

SEGURIDAD
 
  • Principalmente las madres de familia de todos los sectores me han solicitado mejorar la seguridad en el municipio. 
  • Aún las mejores estadísticas son números fríos que no significan nada cuando somos las víctimas de un delito. Encima, esas estadísticas de incidencia están incompletas por dos razones: el temor a reportar para no entorpecer negociaciones en casos de secuestro y el temor a reportar por el exceso de burocratismo y la insensibilidad de un sistema que violenta nuevamente a la víctima.
  • Cuando menos cinco son las cosas que propongo hacer al respecto:
  • Despertar la conciencia ciudadana para que todos cuidemos de todos, que nos conozcamos, nos alertemos y nos protejamos, que no nos pase lo que en las grandes ciudades en las que a nadie le importa lo que le pase al vecino y son insensibles al dolor ajeno. Recordar revivir nuestra tradición solidaria: "Hoy por tí, mañana por mí".
  • Establecer una unidad de mando para la policía preventiva y la policía de tránsito, siguiendo el ejemplo de los países avanzados y las ciudades que han resuelto graves problemas de esta naturaleza. Esto aumenta el número de elementos capacitados en una emergencia, unifica criterios y facilita su aplicación.
  • Aumentar el número de policías, bien pagados, bien equipados y bien entrenados. Es decir, también aumentar sus sueldos, aumentar y mejorar los medios y recursos a su disposición y aumentar su entrenamiento con cursos prácticos, conferencias -sobre todo de valores- y todo aquello que contribuya a hacerlos mejores y más efectivos elementos.
  • Aplicar tecnología de punta en todo lo relativo a seguridad. Localizacion de patrullas en todo momento, cámaras de video en entradas y salidas del municipio, equipo y armamento moderno y confiable.
  • Proponer a las autoridades judiciales del Estado que asigne Agentes del Ministerio Público que acudan al lugar de los incidentes para aumentar la efectividad de las investigaciones y evitarle molestias adicionales a la víctima.
  • Diana Perla Chapa